Si necesita ayuda con:

La traducción de un acta de nacimiento

La traducción de un manual

La traducción de un contrato u otro documento jurídico

La traducción de un título o certificado de estudios

La traducción de un documento para el registro civil.

La traducción de correos electrónicos u otros documentos.

La interpretación de una conferencia, presencial o virtual

La interpretación de una llamada telefónica.

El trámite para obtener la apostilla de un acta de Estados Unidos

En Peritos Traductores SC podemos ayudarte

Somos una empresa mexicana con más de 12 años de experiencia en la traducción e interpretación profesional en las combinaciones:

          * Inglés-español / español-inglés. 

          * Francés-español / español-francés.

Peritos Traductores SC es un grupo de profesionistas calificados y certificados listos para apoyarte.

Todas nuestras traducciones son realizadas por traductores profesionales hablantes nativos de la lengua de llegada (a la que se traduce), y posteriormente, revisadas por otro traductor profesional.

Sigue estos simples pasos:

1.- Comunícate con nosotros y dinos qué necesitas.

Llámanos al

+52 (477) 636-01-01 o al +52 (477) 143-02-30.

O escríbenos por correo electrónico a:

contacto@traductoresgto.com

2.- Envíanos el documento con el que necesitas ayuda. Necesitamos revisarlo para poder cotizarte el trabajo que nos solicitas

3.- Comenzaremos a trabajar en tu documento una vez nos hayas confirmado la cotización y los términos de esta

4.- Recibe tu trabajo terminado

5.- Recomiéndanos

Te ayudamos con tus dudas

¿Por qué contratar a un traductor profesional si yo sé inglés y puedo hacer la traducción?

La traducción, como cualquier otra actividad profesional, requiere de estudios y preparación. Decir que saber hablar inglés nos convierte en traductores, es como decir que saber sumar y restar nos convierte en contadores.

Una traducción de buena calidad es aquella que no se lee como traducción, sino como si hubiera sido escrita originalmente por un hablante nativo de esa lengua, para lo cual se requiere de estudios lingüísticos en ambos idiomas y conocimiento de las distintas técnicas de traducción que existen.

¿Cuál es la diferencia entre Traducción e Interpretación?

 

Interpretar supone el acto de hablar y explicar el significado de algo. Es lo que hacemos en una conferencia, en una llamada telefónica o en una junta con un cliente.

 

La traducción, por su parte, implica el hecho de transmitir el significado de forma escrita. Es lo que hacemos cuando trabajamos con un documento como un acta de nacimiento, certificado de estudios, contrato legal o cualquier documento escrito.

¿Por qué para darme una cotización tienen que ver el documento? ¿No me pueden dar la tarifa que cobran?

Las traducciones se cotizan de manera individual ya que el costo total depende de varios factores y puede incluir más de un tipo de cobro. Algunos de los aspectos que se toman en cuenta al momento de cotizar son los siguientes:

  • Combinación del idioma (inglés/francés a español o español a inglés/francés)

  • Tipo de documento (jurídico, académico, comercial, etc.)

  • Dificultad del vocabulario

  • Necesidad de formatear el documento (por ejemplo, si el documento a traducir es un escaneo en pdf, no editable)

  • Tipo de traducción (normal o certificada)

  • Tiempo de entrega (en el caso de entregas urgentes se cobra un sobreprecio)

¿Qué es una traducción certificada?

Es aquella que se requiere para realizar algún trámite ante una autoridad de gobierno o universidad. Estas traducciones se entregan impresas en papel membretado y llevan los datos, firma y sello del perito traductor que las realizó, quien debe ser un traductor experto autorizado por alguna autoridad de Gobierno.

 

Los documentos que normalmente requieren de traducción certificada son: actas de nacimiento, matrimonio o defunción para trámites ante el Registro Civil; títulos y certificados de estudios para trámites ante universidades y autoridades escolares; contratos, facturas y actas constitutivas para trámites ante el SAT; identificaciones, comprobantes de domicilio y comprobantes de ingreso para trámites ante autoridades migratorias de otros países; documentos que requieran firma ante notario público, entre otros.